Danilo Medina no debe dejar caer la tradición de fiesta que es la Navidad entre los dominicanos

El presidente Danilo Medina y sus colaboradores  no tiene más opción que ingeniárselas para generar un movimiento económico que garantice entre los dominicanos que radican en su país para esta temporada de fin de año una actitud de optimismo, buen ánimo, alegría, celebración, fiesta, independientemente de los 187 mil millones de pesos de déficit fiscal y de otros factores que contribuyen a dar la idea de que zozobramos en crisis... Más...:



Los dominicanos no soportamos ánimos caídos, pesimismo ni tristeza en tiempos de Navidad. Al margen de adversidades, en esta parte final de cada año creamos las condiciones para generar un ambiente de retroalimentación de buena vibra, armonía, bonanza y festividad entre familiares, amigos y relacionados. Es una costumbre; es parte de nuestra cultura.

Si hay crisis, el Gobierno tendrá que sacuidirse y buscar recursos de donde sea para que se sienta que el dinero está corriento y la gente lo siente pasar por sus manos. Si es necesario recurrir a un crédito, que lo haga, y luego se resuelve. Rechazamos en este tiempo contracción económica; rechazamos recesión.  

Necesitamos los rostros de funcionarios relucientes, frescos, contentos, incluido el rostro del propio presidente Medina. Y que esa frescura, esa contentura, esa alegría, se desborde, fluya desde los ámbitos oficiales, desde quienes nos gobiernan, hacia la ciudadanía, hacia la población toda.

La Navidad es tradición de fiesta para los dominicanos y seguirá siendo por encima de todo... ¡Que arranque la celebración...!